¿Cambiar o desaparecer?

IMG-20160606-WA0002

Hoy en día las compañías y sobre todo las pequeñas empresas tienden a desaparecer. Las causas son muy variables, entre las que podemos mencionar como destacadas son: alta carga impositiva,  elevados gastos, empleados no calificados, excesiva competencia, entre un sinfín de razones. Es cierto que el  70 % de éstas fracasan antes de cumplir los tres (3) años, y que sólo un 10 % supera con éxito los cinco (5) años.

Confieso que más de una vez en mi proyecto de emprendimiento me encontré atrapado por una de esas variables. Incluso había ocasiones en que no sabía de dónde saldría el dinero para pagar la quincena, en esos momentos aprendí que el remedio amargo que nos hace salir de cuidados intensivos son aquellas circunstancias en que más necesitamos y menos tenemos. Aquí es cuando agudizamos nuestros sentidos y  la responsabilidad con nuestros empleados es aquella adrenalina que nos impulsa a cambiar.

No debemos adaptarnos y vivir en nuestro espacio de confort, es necesario sacudirnos, ser arriesgados, apasionados e invertir este proceso de envenenamiento que a todos nos toca. Hemos cambiado, vivimos en un mundo donde todo se puede manejar desde algún control o con un teclado, no podemos pretender mantenernos estáticos en un mercado dinámico.

La experiencia me ha enseñado que es en los momentos difíciles cuando más debes invertir y, transformar tus amenazas en oportunidades. Es difícil, claro que sí, regularmente las pymes que no sobreviven en los momentos de crisis suelen acortar los gastos, esto significa reducir el personal, lo cual al mismo tiempo significa un servicio más deficiente, por ejemplo, si bajas la velocidad del internet por acortar gastos, la consecuencia es que los trabajos que realizamos toman más tiempo y por consiguiente somos menos efectivos.  Tres puntos importantes en estos casos: ACTITUD POSITIVA, DECISIONES EN FRÍO Y BUSCAR ALIADOS CON EXPERIENCIA.

¿Por qué cambiar o desaparecer? Los negocios tradicionales han evolucionado buscando alternativas para llegar de manera más efectiva a sus clientes, ahora hablamos de enamorarlos y fidelizarlos. Establecer canales de comunicación en tiempo real que permitan sentir que siempre estamos presentes, además de llegar a más potenciales prospectos con menos costes.  Siempre digo “La publicidad está donde está la gente”, si pones un letrero o anuncio debes tomar en cuenta algunos puntos: que tenga visibilidad (que la gente pueda verlo) y, sobre todo, que exista un flujo de personas en el lugar. Entonces, ¿qué esperas? Sácale el mejor provecho a las redes sociales, utiliza el email marketing, registra tu nombre en internet y brinda a tus clientes la oportunidad y la facilidad de solicitar tus productos y servicios online.

Desaparecer no puede ser una opción, más de una vez en el largo camino que lleva al éxito tendrás duros golpes que te desorientan,  impulsándote a pensar en cerrar y ser empleado. Te aseguro que no es la mejor decisión y que luego el arrepentimiento te arremeterá con todas sus fuerzas.

“Los que van bien cumplen cuatro cosas: especialización, buen servicio, buena calidad de producto, y todo a un precio adecuado”, explica Pedro Reig, de la consultora especializada en retail Coto Consulting. Añadiendo que: “Al final, en la mayoría de los casos es más importante el cómo que el qué. Por eso hay tantos negocios basados en ideas súper quemadas que triunfan donde otros han fracasado. Lo fundamental es aprender a gestionar, apostar por lo que te da margen y saber utilizar las tendencias en beneficio de tu negocio”.  Sin embargo, yo me atrevo a añadir algunos ingredientes como la innovación y los elementos diferenciadores que logran en tus clientes el efecto WAOOOOO… la pasión de hacer crecer tu negocio debe basarse en una escucha activa de tus clientes, los servicios que han sido elementos diferenciadores de mi competencia han surgido como ideas de mis clientes, no mías.

El consejo es: ser constantes dando pequeños pasos. Te dejo algunas cosas que puedes hacer hoy mismo.

  1. Educar a tus clientes, he descubierto que mientras más conocen de mi producto o servicio más lo valoran y mejor uso le dan.
  2. Crea tus redes sociales, online y offline, el networking meeting point es un excelente punto de inicio, en las redes online intenta conseguir el mismo nombre para todas.
  3. Da muestras gratuitas, esto funciona muy bien sobre todo cuando sabes lo que tienes y eliges bien cuál es tu target.
  4. Únete, busca socios estratégicos con los que puedas compartir y aprender en bases del WIN to WIN.
  5. Haz marketing y publicidad, los que saben de negocio refieren que debes de invertir el 10 % de tus ganancias en publicidad.
  6. Ten un buen discurso. Debes tener un excelente discurso ensayado y refinado que diga todo sin decir mucho, sobre todo que genere aunque sea una pregunta.

Son muchos puntos 🙂 puedes escribirme o preguntarme y con gusto comparto un café o un té.

Juan Carlos Mora

CEO | webmaster.com.do

Asesor de Marketing Digital