¿Tienes un rosca izquierda en tu empresa?

_BPR0063 copy

Tienes una reunión con tu equipo, expresas la idea y todos están de acuerdo y les parece bien lo que acabas de plantear, y cuando crees que ya todo está listo para ejecutar la idea, Pedro levanta la mano  y dice que no se explica porqué no has tomado en cuenta ciertos detalles. Cuando le preguntas de qué detalles está hablando te indica que hay otras soluciones menos  costosas y más eficientes. Todos miran a Pedro con una mirada que esboza duda e incredulidad en lo que está diciendo. Osvaldo se ríe y se burla de Pedro y con un gesto  un poco disimulado le da entender que su idea no tiene otro objetivo que entorpecer el proceso.

Te has dado cuenta que Pedro es un rosca izquierda, aquella persona que solo le interesa entorpecer el proceso, llevar la contraria. Pero a pesar de las miradas dubitativas de sus compañeros, Pedro mantiene su posición, pero le alzas la voz y sin lugar a dudas dejas claro que tienes la autoridad. Dejas muy claro que eres el líder del equipo y tienes la responsabilidad de los resultados y no estás dispuesto que nadie detenga tus objetivos.

Dices dentro de ti, “todo líder tiene a uno que le lleva la contraria”, “nada es perfecto”.  Ahora bien, te has preguntado si Pedro tiene razón, ¿serán sinceras las intenciones de Pedro? ¿Realmente él quiere entorpecer el proceso? ¿Has escuchado en su totalidad su idea?  Lo más seguro es que estás calificando a Pedro como rosca izquierda para compensar tu falta de inteligencia emocional. La IE es la capacidad para manejar nuestras emociones inteligentemente. Tendemos a defender el orgullo y probablemente es lo que te está pasando.

Un equipo es una orquesta  y cuando lo formamos normalmente queremos que el  equipo lo conformen personas que se parecen a nosotros, si somos el director quizás queremos  estar rodeados de pianistas si nuestro instrumento es el piano,  porque son las que tendrán nuestros puntos de vista, y lo  más seguro, nunca cuestionarán nuestras decisiones.  Una orquesta está formada por diferentes músicos con diferentes habilidades, se requiere de todos los instrumentos para tener una melodía que traspasa del oído al corazón. Si comparas a un trompetista  con el  pianista notarás que si pones al trompetista a tocar el piano y viceversa no te servirán ningunos en la orquesta.  Por lo tanto no puedes llenar a tu orquesta de trompetistas ni de pianistas.  Si eres un director sabio usarás el instrumento adecuado en el momento adecuado, y procurarás usar una gran variedad músicos para darle variedad a la melodía.

Finalmente,  la última vez que pienses que tienes un rosca izquierda en tu equipo pregúntate ¿Estoy defendiendo mi  ego? ¿Acepto la diversidad? ¿Tengo desarrollado mis habilidades de escucha? ¿Quiero tomar la mejor decisión o quiero tener la razón? Si verdaderamente eres un líder querrás que tu equipo esté lleno de personas rosca izquierda para poder cubrir todas las necesidades de los clientes. Por lo tanto, revisa tu nivel de inteligencia emocional  y prepárate para ser un líder cuyo objetivo es llevar a tu equipo al más alto nivel.

 

Ing. Orlando Jorge
Consultor de planificación e implementación de proyectos de TIC

ojorge11@gmail.com