Rafa Rosario, sin dudas un Rosario de Filosofía y Resiliencia

Rafa Rosario, sin dudas un Rosario de Filosofía y Resiliencia

En un ambiente de camaradería y excelentes atenciones, justo lo que identifica a Franciscus, restaurante que abrió sus puertas a nuestro más reciente Networking Meeting Point, estuvimos cara a cara y al desnudo con el Rafa Rosario que más allá del swing ha triunfado por ser un ser humano ¡Extraordinario, humilde, ejemplo a seguir, de perseverancia, artista completo, buen padre, hermano e hijo, filósofo y hasta poeta!

Con “Un Rosario de Filosofía”, gracias a Grabo Estilo, I Auto Call, Express & Care Salón, Martín Polanco Atelier, Restaurante Franciscus e Imagen Pública Consulting, el hermano mayor de una dinastía que por más de 36 años se ha mantenido en el puesto #1 del gusto popular como agrupación merenguera, y que nunca falta en las celebraciones de navidad, abrió su mente y su corazón al 100% (como es su costumbre) para sus invitados, e hizo una retrospectiva de los momentos más importantes de su vida, memorias responsables del resultado de lo que es hoy, y de lo que han mantenido como Los Hermanos Rosario.

En el salón principal de Restaurante Franciscus el artista compartió con los presentes entrañables recuerdos de su infancia: Sus eternos doña Aura y don Ramón (todo cuánto hicieron para que sus muchachos salieran adelante, y aún con precariedades se formaran en valores y conocieran el sabor de la felicidad), su relación con sus hermanos (numerosa familia que por el respeto se ha mantenido unida).

   “Entonces, el respeto ha primado entre nosotros. No somos capaces de decirnos una palabra descompuesta, ni nadie tomar un centavo del otro. Nos respetamos mucho y eso es lo que nos ha mantenido unidos, el respeto”.

   “Para mí, el mayor logro, el mayor éxito de nosotros, es haber podido permanecer por tanto tiempo, ya son 36 años. Nunca pensamos que eso sería así”.

Además de hasta recitar poesía para el deleite de todos, y revelar cómo fue el traslado de unos jóvenes higüeyanos sin un chele a la ciudaden busca de un sueño que ya era parte de ellos y que tenían en la sangre: La música. Y que con fe, mucha perseverancia, apoyo, talento, decisión, y mucha resiliencia, lograron conquistar y siguen conquistando Los Hermanos Bomba Rosario, cada vez que tienen una nueva presentación (ya que nunca deja de ser un reto y le dedican su 100×1).

Por otra parte Rafa habló de su exigente rol como padre de 7, explicando que a los hijos hay que enseñarles cómo ganarse las cosas. Y el encuentro contó con la presencia de personalidades como sus hijas y su manejador, Maribel Contreras, Tony Rosario, Rafely Rosario, Magnolia Kasse, entre otros.

   “Un ser humano como cualquier otro, al que la fama no le impide reconocer sus errores, llorar la muerte de un ser querido, ni pedir perdón cuando tiene que hacerlo”, fue lo que evidenció la fanaticada del NMP de Imagen Pública Consulting

   “Mi mamá nos veía el afán y el sueño de ser músicos. Primero comenzaron Luis y Toño a hacer música con un pico de botella. Yo hice una güira con un guayo. Comenzamos así. Yo cantaba: “dice Desiderio Arias…” Cuando uno tiene sueños, nada es difícil, porque cada paso que tú das es una alegría. Lo más importante es tener sueños. Cuando tienes sueños y trabajas para hacerlos realidad, todo fluye. El universo inspira. Puedo decir que el comienzo de nuestra carrera fue muy bonito”.

   “Porque después de la felicidad se consigue todo; aunque dicen que la felicidad es a ratos, pero yo digo que a ratos son los momentos difíciles”; RAFA ROSARIO EL FILÓSOFO DEL SWING.